Ebó para mantener la suerte

A veces sucede que te está yendo relativamente bien o quizas estas viendo los resultados de haber cumplido con obras que tenías pendiente y a pesar de ver y sentir que todo va bien, de pronto las cosas se te tornan negativas o en pocas palabras perdiste el ire (suerte), ¿Cómo debemos hacer para mantener el iré?… Sigue leyendo que aquí te lo explico con detalle.

Lo difícil no es conseguir el iré (suerte) lo verdaderamente difícil es mantenerlo, yo en varias ocasiones escuché a mis mayores decir “que bueno que la consulta salió en osogbo porque así te preocupas por hacer lo necesario para transformarlo en ire, si por el contrario sales en iré, te confiasconfías y lo pierdes”.

En otras oportunidades escuché decir “El osogbo hizo ebbó y se convirtió en iré, mientras que el iré No hizo ebbó y se convirtió en osogbo”.

Por eso no hay que descuidarse y debemos mantenernos haciendo algo que nos ayude a que la la buena fortuna esté de nuestro lado.

El punto clave está en esas deidades que precisamente controlan el poder recibir o no el iré, ellos son:

Mantén siempre a tu otá de Elegguá detras de la puerta principal de la casa y ahí lo atiendes en conjunto con Egun shilekun ilé.
 
 
A Elegguá le puedes colocar a parte de velas, dulces y frutas que le gusten, también puedes ponerle ron y tabacos y por su puesto la velita que no debe de faltar.
 

A Egun shilekun ilé aparte de velas puedes colocarle un vaso con agua y un platito de la comida que se halla preparado en casa.

A Eshu se atiende en la esquina de la calle mas cercana a la casa, no necesariamente tiene que estar tu eshu, solo basta con ponerle sobras de comida, pero si quieres atenderlo mejor entonces soplale ron blanco y échale jutía, pescado ahumado y maíz tostado. La finalidad de poner ofrendas en esa esquina es mantener ocupado a eshu de manera que no se antoje de meterse contigo, Eshu es una deidad poco.predecible y bastante indomable que es mejor tenerlo de nuestro lado alejando así los infortunios.

Elegguá y Egun shilekun ilé lo que haran es dejar pasar la suerte constantemente.

Otra recomendación que hago y que me ha funcionado bien es atender la bóveda el mismo día que atiendo a Elegguá, Egun shilekun ilé y al Eshu de la esquina. Recordemos que “sin muerto no hay santo” y nuestros Egun también nos pueden ayudar a mantenernos firmes y estables.

¿Tienes alguna duda? Escríbela en los comentarios 🙂