Cómo son los hijos de Oyá

Los hijos de Oyá, son muy vivaces, impulsivos, coléricos, enérgicos, impacientes, son las personas que quieren todo para ayer, odian tener que esperar por algo… ¿Quieres saber cómo son los hijos de Oyá?aquí te lo contaré con detalle.

 

 

Si de calma y paciencia se trata, no cuentes con un hijo de Oyá para eso,

Los hijos de Oyá son de temperamento fuerte, te dicen las cosas sin delicadeza, en tu cara y sin anestesia, un hijo de Oyá es la típica persona de te abre los ojos con verdades pero expresadas de la forma más cruda y poco táctil.

Muerteros, espiritistas, videntes, hay hijos de Oyá que ni siquiera necesitan de un oráculo para adivinar, hay momentos en que tienen visiones y revelaciones tan sorpresivas e inesperadas que sólo les queda comunicarlas así sin más.

De personalidad intranquila, siempre tienen que estar ocupados en algo, odian estar sin hacer nada, sentirse improductivo o que están perdiendo el tiempo.

Los hijos de Oyá aman a su manera, quieren ser libres como el viento, no les gustan las ataduras ni la monotonía.

Muy celosos, que incluso esos celos pueden ser producto de una inseguridad en algunos casos desmedida, se dejan llevar por espejismos, chismes, o lo que sea que les haga desatar esa impulsividad incontrolable que tienen.

Los hijos de Oyá deben rodearse de personas que los calmen, los apacigüen y los haga ser mejor cada día.

Deben tener siempre a sus Eggun bien atendidos, ya que disfrutan de un excelente sexto sentido y pueden desarrollar una buena comunicación con los espíritus.

Entre las profesiones u oficios que destacan para los hijos de Oyá están la danza, trabajos que los mantenga viajando o cambiando constantemente de lugar o de ambiente, la abogacía, o cualquier oficio que les pueda dar sensación de libertad, de no tener que estar atado a una oficina cumpliendo un horario.