Obras del año

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Anualmente Durante los primeros días del año los santeros deben realizar distintas obras que tienen como finalidad que ese año puedan disfrutar de salud, estabilidad, éxitos, triunfos, etc. alejando todo lo malo, evitando desavenencias e infortunios. 
Esas obras se realizan después de haber bajado la letra del año los ebboses son:
Darle de comer a eggun. Se le puede realizar una zaraza o por lo menos una buena atención donde se le sacrifican también animales. Recordemos que si no hay muerto no hay Santo Por ende toda ceremonia que se va a emprender debe contar previamente con el permiso y la autorización de nuestros ancestros. 

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La segunda obra es darle de comer a la tierra. que como ya hemos mencionado anteriormente, consiste en rendirle tributo a la tierra retribuyendo en parte lo que ella nos proporciona. 
La tercera sería darle de comer cinco gallinas a oshún en el río. principalmente quienes tengan oshé (5) en itá, y con la finalidad de que esta poderosa Orisha nos brinde su protección para ese nuevo año en curso. 
El resto de las obras van a depender de lo que haya salido en la letra del año y lo que se haya marcado en ese itá.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

 

Adimuses para Obatalá, cuales son las ofrendas que más le agradan a Obatalá

 

 

 
Foto cortesía de:
http://pictigar.com/hashtag/TronoDeSanto
 
 
Para todos nosotros Obatalá es sinónimo de paz, de tranquilidad, de esa sabiduría y entendimiento que muchas veces nos hace falta y vamos a sus pies a solicitarle. Como a todos los Orishas dentro de nuestra creencia se le ofrecen platos con diferentes elementos a razón de ebboses, o simplemente en modo de agradecimiento. En este artículo te mostraré de manera general los adimuses para Obatala, cuales son esas ofrendas que más le agradan a Obatalá, siempre recordando que no somos dueños de la verdad absoluta y existen variantes dependiendo de cada persona.

 

 
 

 

 

Para este Orisha existen elementos de gran valor que sirven de ofrendas o complementan la preparación de muchas de estas, entre estos elementos en particular conseguimos el efún (cascarilla) el (algodón) y manteca de cacao; así como, no puede faltar el obbi (coco), las ataná (velas) entre otros elementos. Como se darán cuenta todos estos elementos tienen en común el color blanco representativo de este santo. Otros aspectos que son de agrado para este santo es la guanábana, ya sea completa, en dulce o jugo y el ñame que se coloca entero o transformado en algún addimú.
 

Ahora bien, explicaremos un poco algunos addimuses comunes para este santo tan respetado dentro de nuestra religión:

 

 
Foto cortesía de:
http://carloskutan.blogspot.com.co/#!

–          Torre de Ñame: consiste en una pequeña montaña hecha con ñame que previamente se cocino hasta que estuviese blando. Mientras aún está caliente se hace puré el ñame con el fin de hacer una pasta y se deja enfriar para luego con las manos moldear una pequeña montaña. Para finalizar este addimú se le coloca una bandera blanca en la punta (generalmente formada por un palillo y un trozo de papel) y todo se espolvorea con cascarilla.

 
 
 
Foto cortesía de:
http://www.revistadominical.com.ve/noticias/cocina/
como-hacer-suspiros-de-merengue.aspx

–          Suspiro: es un dulce que se le coloca a Obatala hecho con la clara de huevo batido mezclado con azúcar, este se remueve hasta que la preparación alcance una consistencia de merengue. Con esta mezcla y la ayuda de una manga pastelera se hacen pequeñas montañas que luego son horneadas.

 
 
 
Otro elemento común que se puede ver en muchas casas de santo como ofrenda para obatalá es un vaso que contiene leche (antiguamente leche de chiva) el cual se espolvorea cascarilla y manteca de cacao para luego tapar el vaso con un poco de algodón.
 
Queremos recordar que lo importante de cada addimú que se coloque frente al santo tiene que hacerse y venir del corazón de cada uno.
 
 
 
 
 
Jorge Alvarado.

 

“Oshun y mi Iya Ashe Mi”